Inicio » Turismo » Iquitos, Chachapoyas y la costa norte peruana tienen potencial para el turismo rural comunitario

Iquitos, Chachapoyas y la costa norte peruana tienen potencial para el turismo rural comunitario

Aunque los principales emprendimientos se concentran en Cusco, Arequipa y Puno, el informe de Promperú resalta que Iquitos, Chachapoyas y la costa norte peruana tienen gran potencial para el turismo rural comunitario.

Iquitos, en la región Loreto; Chachapoyas, en la región Amazonas; y la costa norte son las zonas con mayor potencial para desarrollar nuevos circuitos para el turismo rural comunitario en Perú, reveló un estudio elaborado por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú). “Existe un potencial de crecimiento significativo, dado que Perú cuenta con una gran diversidad y riqueza en su patrimonio histórico, cultural y geográfico”, remarcó el estudio ‘Evaluación del Segmento de Turismo Rural Comunitario en Perú’.

El documento precisa, además, que en la actualidad los emprendimientos del turismo rural comunitario se concentran en las regiones surandinas de Arequipa, Cusco y Puno. El estudio revela que la diversificación de la oferta garantizaría la preservación del carácter auténtico de las comunidades, debido a que permitiría un flujo controlado de turistas.

Promperú subraya que el estudio ‘Evaluación del Segmento de Turismo Rural Comunitario en Perú’ proporciona información que permitirá a los empresarios del sector conocer las principales motivaciones e intereses que existen en este segmento turístico en el país. De acuerdo al informe, que pertenece a la serie ‘El Turismo en Cifras’, en líneas generales el turismo rural comunitario (TRC) está enfocado a un público que tiene como objetivo conocer y entender la cultura del país que visita, que participa activamente del estilo de vida de las comunidades y que obtiene con ello un aprendizaje.

“Por tal motivo, es importante que el segmento tenga la capacidad de ofrecer un contacto profundo con las poblaciones locales, así como brindar vivencias únicas y auténticas”, asevera. Sobre la oferta peruana, el estudio destaca las ventajas sobre otros países de la región: las comunidades que se han incorporado al turismo rural comunitario se encuentran dentro del área de influencia del circuito convencional.

Por este motivo, cuando los visitantes participan de esta actividad turística en Perú, no ven afectados los tiempos que pueden dedicar a la visita de los principales atractivos y tampoco se generan gastos considerables en materia de transporte. Estas consideraciones son importantes, porque el turismo rural comunitario se define como un complemento que le da valor agregado a la estadía en un país.

Por último, el informe refiere que el turismo rural comunitario “es un rubro especializado que está en crecimiento y que representa una oportunidad para las agencias (de turismo) pequeñas y medianas, porque pueden capturar un mercado al que los operadores principales, por lo general, no se dirigen”.

En las entrevistas a profundidad que sirvieron de base para la ‘Evaluación del Segmento de Turismo Rural Comunitario en Perú’, se consideró la opinión de ejecutivos de turismo y operadores turísticos de Francia y Alemania, quienes trabajan con comunidades en Puno (Titicaca–Llachón, Amantani, Anapia), Cusco (Valle Sagrado, Chinchero y zonas cafetaleras) y Arequipa (valle del Colca).

19 de octubre, 2016

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Turismo
El Tiempo en Lima