Inicio » Noticias » Nuevo fiscal venezolano espera más arrestos por casos de corrupción en sector petrolero

Nuevo fiscal venezolano espera más arrestos por casos de corrupción en sector petrolero

Tarek William Saab, que tomó el control de la Fiscalía el mes pasado, se comprometió a dirigir una “cruzada” contra la corrupción.

CARACAS, Venezuela. 9 sept. (Reuters) — El nuevo fiscal general de Venezuela, Tarek Saab Halabi, dijo que espera más arrestos por escándalos de corrupción en el sector petrolero, tras la detención esta semana del grueso de la plana mayor de la unidad de la estatal PDVSA en la región occidental. Los otros dos casos de alto perfil que investiga están enfocados en la sobrefacturación en la compra de equipos en el principal puerto exportador de crudo de Jose, y la malversación de al menos 200 millones de dólares en una causa que involucra a 10 compañías en la vasta Faja del Orinoco.

“Ahí va a haber detenidos, sin lugar a duda”, dijo Saab Halabi en una entrevista con Reuters. Agregó que, aunque los detalles sobre los proyectos específicos o empresas mixtas involucradas en las investigaciones son confidenciales, la Fiscalía está interesada en recuperar capital dilapidado. “Esto apenas está empezando”, agregó. La reputación de Petróleos de Venezuela (PDVSA) se ha visto empañada en los últimos años por verse involucrada en investigaciones internacionales de corrupción.

La compañía, motor financiero del Gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro Moros y que enfrenta problemas operativos, ha culpado a un pequeño grupo por los desvíos y ha prometido luchar contra el flagelo. La oposición dice que PDVSA es un nido de corrupción y un informe de la Asamblea Nacional, controlada por los críticos de Maduro Moros, estableció que 11,000 millones de dólares fueron malversados entre 2004 y 2014, cuando Rafael Ramírez Carreño estaba a cargo de la compañía. El funcionario negó las acusaciones.

Tarek William Saab, que tomó el control de la Fiscalía el mes pasado, se comprometió a dirigir una “cruzada” contra la corrupción. El abogado, exdefensor del Pueblo y aliado de Nicolás Maduro, dijo que quiere centrarse en la industria petrolera, fuente de más del 90 por ciento de los ingresos por exportación del país. Como prueba de su intención, Saab Halabi resaltó el arresto esta semana de ocho ejecutivos de PDVSA en el estado Zulia, una región productora de petróleo cerca de la frontera con Colombia, acusados de cometer irregularidades, incluyendo el contrabando de petróleo a las islas del Caribe.

La investigación tomó fuerza a raíz de las denuncias que llegaron desde la empresa mixta Petrozamora, donde PDVSA y Gazprombank de Rusia son socias. “En menos de ocho semanas producimos ocho aprehensiones y pueden ser más. Queremos llegar al fondo”, dijo Saab Halabi en su oficina en el centro de Caracas. Añadió que una persona supuestamente involucrada con el caso del puerto de Jose se entregó, pero no dio detalles.

Según un mensaje interno de la policía visto por Reuters, Pedro León Rodríguez, un poderoso exejecutivo de PDVSA que lideró el desarrollo de la Faja del Orinoco durante años antes de abandonar bruscamente a principios de año la firma, regresó a Venezuela este mes y se entregó a las autoridades. PDVSA no respondió a las solicitudes de comentarios sobre los casos.

SAAB VS ORTEGA

Hijo de inmigrantes libaneses y nacido en el estado petrolero de Anzoátegui, Tarek Saab también fue gobernador de su terruño por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). A los ojos de la oposición, el aliado del Gobierno carece de legitimidad, y su nombramiento para reemplazar a Luisa Ortega Díaz, destituida después de rebelarse contra Maduro Moros en medio de la ola de protestas que sacudieron al país este año, es un signo del viraje de Venezuela hacia la dictadura.

Los políticos de la oposición también creen que las recientes investigaciones sobre sobornos no demuestran una intención genuina del Gobierno de erradicar las coimas. Saab Halabi, a su vez, acusa a su predecesora, que huyó de Venezuela en una embarcación el mes pasado, de comandar un esquema de extorsiones que permitió a los culpables pagar a cambio de salir airosos. Ortega Díaz ha rechazado las denuncias y dicho que están motivadas políticamente.

“Carece de toda credibilidad”, dijo Tarek Saab en su oficina decorada con fotos de Nicolás Maduro, obras de famosos artistas venezolanos y dibujos de su hija. “Es una persona que miente de forma reiterada”, agregó, refiriéndose a Luisa Ortega. Saab Halabi dijo que los expedientes de la exfiscal sobre el gigante brasileño de ingeniería Odebrecht, envuelto en un gran escándalo de corrupción en Latinoamérica, sólo tenía 10 páginas, haciendo hincapié en que él está avanzando con el caso.

No descartó viajar a Brasilia para reunirse con sus colegas del país vecino, aunque Ortega Díaz sostiene que sigue siendo la fiscal legítima y recientemente estuvo en Brasil. Ella acusó a Tarek William Saab de perseguirla y también a su familia. El nuevo fiscal también estuvo en el centro de la opinión pública este año por razones familiares. Su hijo Yibram, estudiante de derecho, sorprendió a Venezuela al declarar públicamente en contra del Gobierno y revelar que participó en protestas contra Nicolás Maduro, además de instar a su padre a “acabar con la injusticia”.

Tarek Saab, en cuya oficina también hay fotos de sus hijos, dijo que respetaba el derecho de opinión de Yibram y que lo amaba sin condiciones.

09 de septiembre, 2017

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Noticias
El Tiempo en Lima