Inicio » Noticias » Dictadura chavista se apodera de la OEA, logrando silenciar a diputada opositora Machado

Dictadura chavista se apodera de la OEA, logrando silenciar a diputada opositora Machado

La prepotencia chavista se apoderó oficialmente de la OEA. Diputada venezolana María Corina Machado fue impedida de hablar en el Consejo Permanente.


Venezuela logró este viernes que la mayoría de países de la OEA excluyeran un debate en el Consejo Permanente sobre la crisis política que atraviesa el país, y silenciaron a la diputada opositora María Corina Machado. A solicitud de Panamá, la agenda de la sesión incluía un punto de debate sobre la crisis política en Venezuela, pero fue excluido con el voto de 22 países. Según el embajador venezolano, el impresentable y violento chavista Roy Chaderton, una alocución de Machado sobre ese asunto en la sesión habría violado "principios muy caros para la OEA, como el principio de no intervención".


"Algunos apelan a la no injerencia. Eso hicieron las dictaduras del siglo XX", dijo por su lado Machado, que prometió que insistirá hasta lograr un derecho de palabra frente al Consejo Permanente. Según la parlamentaria, en la OEA se vio "la pretensión de callar y enterrar la verdad por la vía del miedo, la censura y el atropello", dijo al final de la reunión, que se extendió por más de ocho horas a puertas cerradas. La sesión del Consejo Permanente se inició en la sede de la OEA en Washington, y de inmediato se centró en una discusión sobre si se proseguía de manera pública o a puertas cerradas.


Con una votación de 22 a 11 (Barbados se abstuvo), el Consejo aprobó la propuesta de Nicaragua, secundada por Venezuela, Brasil, Argentina y otros, para cerrar los debates a la prensa. Panamá, Estados Unidos, Colombia, México, Chile y Perú, entre otros votaron en contra. "Para evitar el circo", explicó el prepotente embajador Chaderton a periodistas tras la reunión en la OEA, donde Venezuela volvió a ser el epicentro de sus discusiones dos semanas después de que el Consejo Permanente declarara por amplia mayoría su solidaridad con el gobierno del nefasto Nicolás Maduro Moros.


Presente en la sesión como representante alterna de Panamá, María Corina Machado esperaba presentar esta vez la visión de la oposición sobre la ola de protestas que sacude Venezuela desde febrero y que ha dejado 31 muertos. Pero tras un debate de más de dos horas, la mayoría de los países aprobó excluir ese punto de la agenda. La diputada aún tenía la posibilidad de intervenir en el último punto, usualmente para temas generales, pero tras varias interrupciones y protestas, solo habló brevemente para agradecer a Panamá sin referirse al asunto interno venezolano.


Las manifestaciones en Venezuela, azuzadas por la escasez, la inflación y la criminalidad, se reanudaron al final de esta semana, en medio de una ofensiva judicial del gobierno contra dirigentes opositores, a pesar de los falsos llamados al diálogo del tirano Nicolás Maduro Moros. El secretario general de la OEA, el títere del chavismo José Miguel Insulza, estimó en Washington que el diálogo es muy difícil en Venezuela por la situación de permanente conflicto entre opositores y gobierno. Además, cualquier acción de la OEA está trabada porque las divisiones persisten sobre el asunto en la región, señaló.


"Si existen los debates y las divisiones, ni la OEA, ni la Celac, ni la Unasur, ni ningún organismo pueden ser eficaces porque son organismos de Estados, no son organizaciones supranacionales", admitió el chileno Insulza Salinas. Una comisión de cancilleres de la Unasur se reunirá el 25 y 26 de marzo en Caracas, para acompañar el diálogo entre el gobierno y la oposición de Venezuela. Machado es una de las proponentes de la estrategia bautizada como "la salida", que busca forzar con protestas callejeras la renuncia del dictador Nicolás Maduro, que las denuncia como un intento de golpe de Estado.


En Venezuela, la corajuda diputada enfrenta un intento de despojarla de su inmunidad parlamentaria, tras ser acusada de incitar a la violencia en las protestas. Pero en una rueda de prensa al margen de la sesión de este viernes, María Corina Machado insistió que es un movimiento cívico y pacífico e irreversible. Los opositores venezolanos, asegura, le exigen al gobierno entablar un diálogo genuino a modo de realizar reformas que empujen una transición hacia la democracia en Venezuela.


Según la dirigente opositora, los países de la OEA deben activar la Carta Democrática Interamericana y enviar una misión del organismo para evaluar la situación en Venezuela. "En Venezuela se ha alterado dramáticamente el orden democrático", dijo Machado, afirmando que "hoy el mundo reconoce al régimen venezolano como una dictadura". A los países latinoamericanos les dijo: "No estamos pidiendo un favor, estamos exigiendo que cumplan su deber".


La valiente diputada venezolana María Corina Machado llegó el jueves a Washington D.C., acompañada del dirigente estudiantil Carlos Vargas, el sindicalista Iván Freites y Rosa Orozco, madre de una joven asesinada durante las manifestaciones. Decenas de personas se apostaron con pancartas a las afueras de la sede de la OEA el viernes para expresar su apoyo a Machado, una escena que se replicó frente a la representación de la organización en Caracas.

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Noticias
El Tiempo en Lima