Inicio » Negocios » Industria automotriz mexicana confía en su competitividad si se cancela el TLCAN

Industria automotriz mexicana confía en su competitividad si se cancela el TLCAN

Guanajuato concentra en su territorio cinco plantas armadoras: Kia, General Motors, Honda, Mazda y recientemente Toyota, que construye una ensambladora tras una inversión de 1,000 millones de dólares.

CIUDAD DE MÉXICO, México. 15 oct. (EFE) — La industria automotriz mexicana confía en su planta productiva y competitividad para hacer frente a una posible cancelación del TLCAN, que les obligaría a buscar nuevos mercados, dijo hoy el presidente del clúster automotriz del estado de Guanajuato, Fidel Otake. “Independientemente de si se concluye o no el tratado, ya hay una planta productiva establecida en la región, en México, y se podrán ver diferentes alternativas y mercados”, afirmó Otake en una entrevista con Efe.

El representante del clúster consideró que la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)—que estos días celebra en Washington una complicada cuarta ronda— genera “más que temor, incertidumbre”, porque hay muchos mensajes “diferentes” y “poca información”. De suprimirse este acuerdo entre México, Canadá y Estados Unidos, en vigor desde 1994, confió en que se continuará vendiendo a los vecinos del norte, aunque sea en “condiciones diferentes”.

“México es uno de los países que tienen hoy día más tratados de libre comercio a nivel mundial, con Suramérica, con Europa. Y son tratados que también se podrían atacar”, aseveró. Por este motivo, Fidel Otake aseguró que el sector “tiene alternativas”. “Se tiene una planta productiva instalada, que es eficiente y competitiva, y al final de cuentas esto es lo que va a tener ventaja a nivel mundial”, añadió. El sector automotriz es una importante fuente de empleo e ingreso de divisas en México, y según datos del clúster, representa casi el 18% del producto interno bruto (PIB), y se espera que en el 2020 se eleve a 20%.

Guanajuato concentra en su territorio cinco plantas armadoras: Kia, General Motors, Honda, Mazda y recientemente Toyota, que construye una ensambladora tras una inversión de 1,000 millones de dólares. En Guanajuato “hay una buena base de armadora” y una “ventaja” en la proveeduría, pues “se han instalado una serie de empresas que surten directamente a las armadoras” y dan fortaleza a la cadena productiva, remarcó Otake. El representante del clúster destacó dos retos para fortalecer la industria automotriz en México.

En primer lugar, el factor humano: “La cantidad de gente que se requiere en puestos especializados y técnicos es muy importante. El crecimiento (de la industria) ha sido muy por arriba de lo que se ha generado en técnicos en la región”. En este sentido, instó a facilitar el desarrollo de capacidades y habilidades.

Precisamente, esta semana el clúster en Guanajuato —que representa unos 75,000 empleados— anunció la firma de un convenio con la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por su sigla en inglés), que consideró medular en la estrategia del clúster automotriz para atender la demanda de personal cualificado de las empresas internacionales de la zona. El segundo reto, agregó Fidel Otake, es el de tener una mayor integración en “toda la cadena de suministro”.

Para ello, esta semana tuvo lugar el Foro de Proveeduría Automotriz, un encuentro de negocios que se realizó en el Poliforum de León, en el céntrico estado de Guanajuato, y congregó a unos 1,500 proveedores de la industria automotriz.

15 de octubre, 2017

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Negocios
El Tiempo en Lima