Inicio » Economía » Estados Unidos impone arancel antidumping a los aviones canadienses Bombardier

Estados Unidos impone arancel antidumping a los aviones canadienses Bombardier

La fabricante estadounidense Boeing había denunciado que las aeronaves de Bombardier, con una capacidad de entre 100 y 150 puestos, habían recibido subsidios públicos y eran vendidas por debajo del precio de costo.

WASHINGTON, EE.UU. 27 sept. (AFP) — La tensión entre Estados Unidos y Canadá se agravó este martes con la decisión de la administración de Donald Trump de imponer un arancel antidumping de 220% a las aeronaves de transporte civil CSeries, fabricadas por la compañía canadiense Bombardier. La fabricante estadounidense Boeing había denunciado que las aeronaves de Bombardier, con una capacidad de entre 100 y 150 puestos, habían recibido subsidios públicos y eran vendidas por debajo del precio de costo.

Tanto Canadá como Gran Bretaña, donde partes de estos aviones fueron fabricadas, habían advertido a Washington contra las consecuencias de adoptar semejante medida. “Estados Unidos le da una gran importancia a las relaciones con Canadá, pero incluso nuestros aliados más cercanos deben respetar las reglas”, dijo el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, en un comunicado. “Los subsidios públicos acordados por gobiernos extranjeros son algo que la administración Trump se toma muy en serio...”, agregó.

DESACUERDO TOTAL

Esta decisión, que debe ser confirmada hacia el 12 de diciembre, creará más tensiones en las relaciones entre Ottawa y Washington, ya perturbadas por la renegociación en curso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, Canadá y México. “Está claro que esa decisión tiene como finalidad sacar las aeronaves de la familia CSeries de Bombardier del mercado estadounidense”, dijo la canciller canadiense Chrystia Freeland.

Para la diplomática, esta decisión afectaría a subcontratistas de la empresa que emplean “directamente a cerca de 23,000 trabajadores bien remunerados en varios estados” de Estados Unidos. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, amenazó la semana pasada con no comprar los cazas Super Hornet fabricados por Boeing para el ejército canadiense si Washington implementaba esta medida contra Bombardier.

Además de Canadá, Bombardier tiene también una fuerte presencia en Irlanda del Norte, donde emplea a casi 8,000 trabajadores y donde se fabrican varios componentes de la familia de los CSeries. “Estamos en total desacuerdo con esta decisión preliminar del Departamento de Comercio de Estados Unidos”, aseguró Bombardier este martes. “La magnitud de las tarifas sugeridas es absurda y desconectada de la realidad”, agregó.

UNA LOCURA

El sindicato canadiense de maquinistas también se manifestó en contra de esta medida, diciendo que era más “política que legal”, y que era “una locura” el arancel que pretende imponer Washington. “Si el TLCAN murió, entonces que nos lo digan”, dijo David Chartrand, presidente de este sindicato. El jefe del gobierno de la provincia francófona de Quebec, Philippe Couillard, afirmó que era una “decisión injustificada”, y ofreció todo el apoyo de esta provincia, donde tiene su sede Bombardier, a sus trabajadores.

De su lado, el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, lamentó la “decisión injustificada”, asegurando a los empleados de Bombardier el respaldo de esta provincia francófona, donde CSeries tiene su sede. Boeing había protestado luego de la compra por parte de Delta Airlines de 75 aeronaves CSeries. El grupo dijo que Bombardier había vendido cada CS100 a 19.6 millones de dólares, cuando el costo de fabricación es de 33.2 millones. Si Washington finalmente impone este arancel, cada una de estas aeronaves tendría un precio de más de 60 millones de dólares.

27 de septiembre, 2017

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Economía
El Tiempo en Lima