Inicio » Ecología » Gobierno de Donald Trump avanza para eliminar el plan de Obama sobre energía limpia

Gobierno de Donald Trump avanza para eliminar el plan de Obama sobre energía limpia

Exfiscal del estado de Oklahoma, Scott Pruitt es conocido por su negativa en creer en el cambio climático, y ha sido un encarnizado crítico de las medidas de Barack Obama por un plan de energía menos contaminante.

WASHINGTON, EE.UU. 10 oct. (AFP) — El director de la agencia estadounidense de Protección Ambiental (EPA, en inglés), Scott Pruitt, firmó un cambio normativo que elimina de un plumazo las medidas adoptadas por el gobierno de Barack Obama para enfrentar el cambio climático. Pruitt firmó una Propuesta de Reforma de Reglas que elimina los efectos del Plan de Energía Limpia (PEL), el cual había sido adoptado por un decreto del presidente Barack Obama en 2015, aunque resultó congelado por la Suprema Corte en febrero de 2016.

La eliminación del Plan de Energía Limpia era una promesa de campaña del presidente Donald Trump, quien ya amenazó con retirarse el Acuerdo de París sobre cambio climático, que había sido firmado por Barack Obama junto a otros 195 países. Con la firma de Pruitt, la Propuesta de Reforma de Reglas será publicada en el Federal Register (el Diario Oficial estadounidense) y tendrá que esperar por un plazo de 60 días por comentarios públicos, aunque la nueva normativa claramente será implementada.

De acuerdo con Scott Pruitt, era necesario eliminar el Plan de Energía Limpia porque con esa medida “las regulaciones impuestas por el gobierno de Obama se excedieron en la autoridad que tiene la EPA por estatuto". El lunes, durante una reunión con mineros de Kentucky, había anunciado la decisión de eliminar el PEL, un paso que desató la cólera de numerosas entidades no gubernamentales dedicadas a la protección ambiental.

El PEL se proponía acelerar la transición energética e imponer a las centrales térmicas reducciones de 32% de sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, con relación a los niveles de 2005. En el mediano plazo, el PEL significaba un golpe fatal a las centrales térmicas a carbón, que son las más contaminantes. En una nota, la directora del Comité Nacional del Partido Republicano, Ronna McDaniel, aplaudió la decisión de Scott Pruitt.

El PEL “era apenas una tentativa de usar la EPA para imponer más regulaciones que devastarían la industria eléctrica estadounidense, elevaría el precio a los consumidores y generaría caos en nuestra economía”. En tanto, el Comité Nacional del Partido Demócrata recordó que la misión fundamental de la EPA es “proteger la salud humana y el ambiente. Aparentemente, nadie ha compartido esa información con el señor Pruitt”.

Exfiscal del estado de Oklahoma, Scott Pruitt es conocido por su negativa en creer en el cambio climático, y ha sido un encarnizado crítico de las medidas de Barack Obama por un plan de energía menos contaminante. Desde que fue nombrado al frente de la EPA, Pruitt afirmó que la eliminación del PEL representaría una economía de 33,000 millones de dólares hasta el año 2030.

El carbón sigue siendo un elemento fundamental en la industria energética estadounidense. En 2015, el carbón era responsable por 21% de la energía eléctrica del país, contra 32% que dependía de gas natural, 28% por petróleo y derivados, 11% de energías renovables y 9% tenía origen en centrales nucleares.

10 de octubre, 2017

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Ecología
El Tiempo en Lima