Inicio » Ecología » Estados Unidos podía causar más perjuicios dentro que fuera del Acuerdo de París: expertos

Estados Unidos podía causar más perjuicios dentro que fuera del Acuerdo de París: expertos

“(Estados Unidos) Es el segundo emisor mundial, esto va a desacelerar la transformación de la economía estadounidense en un momento en el que no tenemos mucho tiempo (para actuar y quedarnos bajo los 2°C”, señaló Laurence Tubiana, directora general de la European Climate Foundation.

PARÍS, Francia. 2 Jun. (AFP) — La retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París es mejor que tener un mal alumno en la mesa de negociaciones para implementar el pacto, estiman los expertos, que apuestan por el surgimiento de un liderazgo de la Unión Europea junto con China. “Mejor que él (Trump) salga del acuerdo, a que lo esté tirando hacia abajo”, declaró Mohamed Adow, especialista de la ONG Christian Aid.

El hecho de que hubiera un país tan influyente como Estados Unidos frenando las discusiones sobre la aplicación del Acuerdo de París en las reuniones de la COP anuales era un temor entre los expertos. “Estados Unidos podía causar más perjuicios dentro que fuera del acuerdo”, estimó Luke Kemp en un artículo publicado esta semana en la revista Nature, titulado “Mejor fuera que dentro”.

Para poder aplicar el Acuerdo de París, que apunta a limitar el alza de la temperatura global “por debajo de 2ºC” con respecto a la era preindustrial, quedan por definir numerosos reglamentos. Entre los temas que quedan por abordar está el primer balance colectivo de los esfuerzos para reducir los gases del efecto invernadero, previsto para 2018, y la transparencia de las políticas climáticas en los diferentes países.

POSTURA

La idea de una renegociación del Acuerdo de París, descartada por varios líderes políticos, ha sido calificada como una “postura” por quienes asisten habitualmente a las reuniones. “Estados Unidos puede proponer lo que quiera, pero ningún país va a seguirlos en la mesa de negociaciones”, declaró Alden Meyer, el experto de la asociación Unión de Científicos Preocupados, que sigue los diálogos desde hace más de 20 años.

El acuerdo sellado en diciembre de 2015 en París fue el fruto de años de discusiones laboriosas, con el precedente del fracaso en Copenhague en 2009. “El Acuerdo de París es el mejor compromiso” posible, declaró Ahmed Sareer, representante ante la ONU de las Maldivas y los pequeños Estados insulares. Pero la pregunta es si con la ausencia de Estados Unidos van a poder reforzarse los objetivos de todos los países.

El Acuerdo de París busca limitar el calentamiento “por debajo de 2ºC” y, si es posible, limitarlo a 1.5°C, una horquilla que ya es bastante amplia. Según los compromisos actuales, el planeta se orienta hacia un alza de más de 3°C, una cota que para los expertos es catastrófica. “Es el segundo emisor mundial, esto va a desacelerar la transformación de la economía estadounidense en un momento en el que no tenemos mucho tiempo (para actuar y quedarnos bajo los 2°C”, señaló Laurence Tubiana, directora general de la European Climate Foundation y exnegociadora de Francia.

¿UNA OPORTUNIDAD?

Esta retirada ofrece “una oportunidad a la comunidad internacional para mostrar su determinación frente a uno de los más grandes desafíos”, explicó Thoriq Ibrahim, ministro de Medio Ambiente de Maldivas y portavoz de los pequeños Estados insulares. La elección de Donald Trump, en plena conferencia de Marrakech, celebrada en Marruecos en noviembre pasado, fue como un golpe de electrochoques, al cual los países lograron resistir reafirmando al final de la reunión su adhesión al pacto.

Desde entonces, las señales positivas se han repetido. Con China y la Unión Europea a la cabeza, pero también con la ayuda de países como India y Arabia Saudí, que reiteraron su voluntad de implementar el acuerdo, que fija objetivos colectivos pero también metas para los países. Sin Estados Unidos, muchos expertos y ONG cuentan con una alianza entre la Unión Europea y China, como el vínculo que existía entre Washington y Pekín antes de la COP21 y que abrió el camino al Acuerdo de París.

“La UE y China unen sus esfuerzos para aplicar el Acuerdo de París y acelerar la transición global hacia las energías limpias”, declaró el jueves el comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, durante una cumbre entre la Unión Europea y China. “La Unión Europea está estrechando sus vínculos con China y Canadá y con los países más afectados por el cambio climático”, celebró Wendel Trio, director de la ONG Climate Action Network Europe.

“El Acuerdo de París va a aplicarse sin Trump, pero no sin Estados Unidos”, dijo en un tono positivo Pascal Canfin, exministro francés, que actualmente dirige la organización WWF France, en referencia a “los cientos de alcaldes, de estados y de empresas que van a seguir actuando para aplicar el acuerdo” en el país. Sin embargo, las inquietudes sobre el financiamiento se hacen patentes: tanto porque la Convención del Clima de la ONU obtiene el 23% de su presupuesto de Estados Unidos y la ayuda internacional a los países más pobres viene del Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) de la misma.

02 de junio, 2017

Tags relacionados:

COMENTARIOS
Nombre :
E-mail :
Comentario:
 
    
 
Sé el primero en comentar en esta sección.
Ecología
El Tiempo en Lima